…el entrenamiento con el chaleco de electroestimulación…

…y allí estaba yo con más moral que el Alcoyano, con mi marido, emocionada con el plan…

Llegando como a lo desconocido, con la alegría que va una primeriza al materno y que no sabe lo que le espera jajajjaa.

Allí puntuales, en fila apoyados en la pared esperando instrucciones.

Nos explican, me vengo arriba, me emociono, venga que vamos a empezar y viene lo gordo;

Me dan unas mallas de esas que llegan por debajo de la rodilla, una camiseta talla S y un mono de neopreno como para Gisele Bunchen. Mi cara era un poema.

– Yo eso no me lo pongo. No enseño yo pierna ni de broma.

– Vamos, si estamos solos y tu marido no va a decir nada y yo tampoco – el profe.

– Que yo ahí no quepo!

– Te tiene que apretar.

Así, como suena, surrealista. Pero esperaros que sigue;

– A no ser que lleves un sujetador olímpico es mejor que te lo quites y tenéis que mojar las mallas y la camiseta, escurrirla y ponerosla.

Yo miraba a Curro y por más que quería no podía ponerme seria. Me faltaban los lagrimones cada vez que pensaba en semejante cuadro de Botero.

camera da letto botero

Mueeeerta de la risa decido no montar más numerito que el que era ya obvio por el outfit y me enfundo. A todo esto yo cuento lo mío eh, pero Curro estaba en la misma situación! Sólo que yo era “el pulga” y el “el linterna” jajajjaa.

1039734001_850215_0000000000_sumario_normal

Salimos de aquel nada morboso baño Curro cual surfero y yo una sucedánea Lara Croft.

lara__s_shadow_by_koei_warrior

No me podía centrar. Yo imaginaba ese entrenador personal con pesadillas cuando imaginara mi piiiiinta de percebeira. Os juro que me faltaba el snorkel y las aletas.

43283580-cartoon-woman-snorkeling

En fin…que comienza el entrenamiento.

Marcha en el sitio, sentadillas, abdominales, ejercicios en pareja de pelota, guantes…todo aderezado con descargas suaves en los músculos.

Frente a nosotros un espejo de pared a pared por si queríamos olvidarnos de la piiiinta que teníamos, recordarnoslo y para hacerme ver que Curro ponía las mismas caras que cualquiera que se ponga a bailar flamenco que nada mas sonar la música frunce el ceño, pues él con cara como si estuviera terminando el Iron Man.

image1

Mi sensación? Buena, muy buena. Me han dicho que mañana tendré agujetas, ya os contaré…

El viernes volveré a fisiocórpore a vestirme de percebeira…

Un beso apretao…

Anuncios

11 pensamientos en “…el entrenamiento con el chaleco de electroestimulación…

  1. Me parto con tus relatos, Paula, lo haces tan, tan divertido que hasta me reia con el episodio anterior en aquella casa sin acondicionar y el frio que teniais, menos mal que luego todo acabó perfecto en ese pedazo de Hotel. Muchos besos para todos y que te vaya bien la electroestimulación.

    Me gusta

  2. Me he meado contando tu experiencia…yo quise apuntarme pero no me dejaron por ser hipertensa…fui emocionada pero no pudo ser …ya nos contaras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s