…desesperante…

…sé a ciencia cierta que esta entrada creará ampollas…

Es de protesta y los habrá que estén de acuerdo conmigo y los habrá que no.

Ayer estuve de rebajas. Las tiendas atacadas de carteles con un 70% y de gente buscando el gran chollo. Las colas en algunos sitios interminables pero por la ineficiencia de los responsables de las cajas.

Desesperante cuando se ponen entre ellos de conversación, desesperante cuando se tocan y se retocan el pelo mascando chicle como si una llama de los Andes fueran, doblan la ropa a cámara lenta como si les fueran a dar un premio por ello, para abrir la bolsa dos horas y sólo les falta mojarse los dedos para hacerlo como cuando antiguamente se hacía para contar los billetes…y ya si es un cambio muérete, llaman en plan interesante por el pinganillo al responsable de turno diciendo: “Fulanita, un cambio” Estresante.

La gente no para de resoplar, está cansada , molesta, no tienen todo el tiempo del mundo ( yo por lo menos no). La gente que espera no sabe que no tengo por qué sentir ni la respiración, ni el olor, ni sus ojos clavados en mi hombro. Si intento meterme la mano en el bolsillo fijo que le doy con el codo…hay que pegarse tanto? Qué indiscreta es la gente de verdad.

Y si preguntas olvídate de una respuesta, de ayuda y por supuesto de que te miren a la cara…

Que no pasa en todas las tiendas….evidentemente y gracias a Dios no.

Que no todos son así, tampoco. Por fin entré en Stradivarius y la cajera era tan rápida, tan buena y tan amable que tuve que decírselo.

Aquí va mi protesta. En los tiempos que corren, la crisis y con la cantidad de gente que hay en el paro…sólo los mejores deberían estar ahí. Sólo los que sonríen, los eficientes, los educados, los rápidos, los que tienen alma y no horchata! Los demás que espabilen! Que así nos va!

Un beso apretao…

Anuncios

15 pensamientos en “…desesperante…

  1. Jajaja, Me parto contigo… Razón no te falta…no piso esos centros aglomerados ni loca…todo lo que quiero lo tengo en la palma de mi mano….y si hace falta AMABILIDAD, SIMPATÍA Y EDUCACIÓN….MIL MUAK!!

    Me gusta

  2. tienes toda la razón, por suerte hago pocos cambios, pero los que hago…porqué NUNCA doy con la que cambia las prendas?? porqué siempre que voy, se llaman por el pinganillo, para decir eso de Jennifer, cambio! pufff, porqué????? en fin…y no todos tenemos porqué ser los mas felices, pero por lo menos que te miren a la cara si te cobran, ni que mordieramos! uf, un beso!

    Me gusta

  3. Buenas tardes Paula, te sigo desde hace tiempo y he pensado en escribirte varias veces hasta hoy que me he decidido.
    En primer lugar felicitarte por el blog, me encanta! La mamá de Pia y Pepa me gustaba, pero la imagen del nuevo blog transmite frescura, tiene algo especial.

    En cuanto al post de hoy, desde hace cuatro años compagino mi carrera con un trabajo de dependienta en Ralph Lauren en las Rozas Village y como clienta, te entiendo perfectamente. Yo tampoco soporto a las dependientas-cajeras sangre horchata que parece que están puestas en la tienda de adorno y si no las soporto es porque, aunque sea un trabajo pasajero o temporal, creo que siempre hay que dar lo mejor de uno mismo y poner empeño en lo que se hace y sobre todo con educación. Ojo, que yo no soy perfecta y en algún momento me gusta comentar con mi compañera si tal examen me salió bien o el modelito que me voy a poner para la fiesta del viernes, pero obviamente no se me ocurre hacerlo con la tienda a tope y delante de los clientes que bien poco le importa mi vida y lo que quiere es ser atendido correctamente. Si no lo hago es por la sencilla razón que cuando yo voy a una tienda tampoco me gusta que lo hagan.

    Pero también tengo la visión de dependienta. Yo no sé que le pasa a la gente, pero cada día es más maleducada y trata peor a los demás. Lo raro últimamente es encontrarte con clientas que hablan con educación y no a voces, que no te golpean insistentemente con la percha en el hombro mientras hablas con otra clienta para saber qué necesita o que si le indicas dónde se encuentran los probadores te lo agradecen en lugar de ponerte una hoja de reclamaciones por pedirle que cambie a su hija en el probador, debe estar de moda eso de que las niñas correteen en bragas por la tienda…Han llegado incluso a tirarme literalmente una bolsa a la cara porque pone outlet, y es que si estás comprando en un outlet donde un polo en rebajas cuesta 10€ en lugar de 60, encima no seas cutre y me pidas que lo envuelva en papel de seda para que tu amiga Periquita piense que eres lo más y que te has dejado una pasta en el regalo de su hijo.

    Y después de toda esta parrafada, estoy totalmente de acuerdo en que en los tiempos que corren el que tiene un trabajo tiene que hacerlo bien, sea de lo que sea, pero que las dependientas muuuchas veces aguantamos también carros y carretas.

    Me seguiré pasando por el blog, que me encanta, y ahora que ya he perdido “la vergüenza” escribiré más a menudo.

    Un beso y mil gracias por alegrarnos y entretenernos con tus historias.

    Me gusta

  4. En el fondo, Pau, es una cuestión de profesionalidad. De hacer tu trabajo lo mejor que puedas y sepas, sea cual fuere el puesto de responsabilidad que ocupes.Como en todas las profesiones, hay de todo. A mi me enerva una dependienta tranquila con horchata por sus venas, como me enerva un funcionario, un camarero… Me gusta la gente educada y diligente en todos los ámbitos. Pero tiene razón Antia cuando dice que los clientes son a menudo maleducados, exigentes y déspotas. Tener dinero no significa que tengas que humillar a quien te vende algo, porque no es necesario. Como tampoco lo son los dependientes que van de perdonavidas…
    He llegado a la conclusión que todo es cuestión de profesionalidad, de educación y de mucha mucha paciencia…
    Yo, que intento ser una persona educada y agradecida, muchas veces me siento como tu..
    Un besito!!!

    Me gusta

      • Toda la razón en cuanto a los clientes. Yo jamás dejo en el suelo algo que se me ha caído de una percha, jamás dejo el probador como si fuera Camboya, etc…pero veo que mucha gente sí. Como dice Tina no se puede ” maltratar” a otros porque tu pagas,eso es ina falta de educacion y civismo ademas de una ordinariez …y se hace y se hace mucho y en gente que a veces no te podrias imaginar. En cuanto al dependiente maleducado vago y poco profesional..es fácil. La culpa es de quien lo ha contratado deprisa y corriendo porque empiezan rebajas o es la campaña navideña, por lo tanto se llama al encargado y punto que para eso está. Que aprendan a contratar personal de cara al público es su responsabilidad y hay que exigirle eso. No cargar las tintas contra el Cerrito de turno sino contra la empresa. A modo de ejemplo Movistar tiene sus operadores hablando un perfecto español de España y conectados desde España. Yo he sido de las que he protestado porque no entendía o no me entendían los operadores que tenían contratados. Y ha surtido efecto…pues así con todo. Me alegro de tu post ,Paula. Que espabilen las empresas

        Me gusta

  5. Tienes razón Paula… La gente educada, amable y agradable es la que debería estar de cara al público, la que transmite buen rollo… !!
    Por cierto Paula, te lo tenía que decir !! Ayer te vi en el Farooooooo!! Me estaba tomando un helado y pasaste y me quedé … :O Ala, Paula… no puede ser, estoy viendo visiones… jajajaa !!
    Me encanta tu blog!! Y la familia que tienes !! Un besazo preciosa y no cambies!

    Me gusta

  6. Tienes razón, pero por suerte la mayoría no suelen ser así. De este tipo se suelen encontrar en las tiendas de Don Amancio y por supuesto, no todas.

    Aunque yo no sé cómo sería en su situación, tiene que ser estresante tener una tienda llena de gente! Yo como clienta intento dejar todas las prendas que me pruebo y no me compro bien colocaditas.

    Un beso.

    Me gusta

  7. Hola Paula ante todo felicidades por tu blog. Me encanta este al igual que me encantaba el otro. Tienes una visión de la vida tan parecida a la mía que me partto de risa con tus pots y además le demuestro a mi marido que no soy un bicho raro y que estas cosas pasan.

    Me gusta mucho esta última entrada; a mi me ha pasado de todo pero lo que no soporto por encima de todo es que la niñata requetepintá con las uñas de gel llenas de flores y el tanga saliendo por el vaquero me diga: “CHICA PASA POR AQUI”.
    Perdona ? como que chica, será señora.
    Todas a la calle y que pongan de cara a la clientela a gente que como mínimo tengan un mini curso de atención al cliente que falta les hace al mismo tiempo que un poquito de educación.
    Es mu fuerte tener que felicitar a las que hacen bien su trabajo pero es que yo también lo hago porque cuando te pasa es un subidón además de dejarte media nómina jj

    En fin, no terminaría nunca.
    Continua con tu blog que nos haces disfrutar a muchas. Besos

    Me gusta

  8. llevas toda la razón. hay que pensarse muchas veces si ir pq sabiendo lo que te espera….. esas cosas pueden conmigo, al igual que cuando vas a hacer la compra del mes y te pones en la caja que hay menos gente y siempre pasa algo ,(que si charlas, cambio…), y la caja que tenias al lado, estando llena termina antes que tu. no se, pero a mi me pasa siempre.
    un beso,
    http://mamadedosprincesas.blogspot.com.es/

    Me gusta

  9. Muchísima razón. Yo me quedé alucinando cuando un dependiente de Zara saludó a otro, que debía de ser nuevo, con un “bienvenido al infierno” y se puso a despotricar contra su trabajo. No le dije nada orque soy muy tímida, pero hablar mal de tu trabajo y de la clientela a voz en grito con la planta abarrotada me parece una falta de respeto increíble.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s